28 de julio de 2013

ARGENTINA - MODELO K - EL PRECIO DEL LITRO DE LECHE AL PÚBLICO SUBIÓ DE 39 CENTAVOS A 7,50 PESOS DURANTE LA ''DÉCADA GANADA K'' - SIN EMBARGO TAMBOS Y FÁBRICAS PIERDEN DINERO






EL GOBIERNO KIRCHNERISTA ES FAVORECIDO POR EL HECHO DE QUE BUENA PARTE DE LA POBLACIÓN ARGENTINA NO TIENE MEMORIA NI ENTIENDE SENCILLOS CÁLCULOS MATEMÁTICOS


LA ENORME CANTIDAD DE COLORIDOS BILLETES DE 100 PESOS QUE LE ENTREGAN SUS EMPLEADORES LES HACE PENSAR A MUCHOS QUE SU SUELDO NO ES ''TAN BAJO COMO ANTES''


LA INFLACIÓN ES UN CARÍSIMO IMPUESTO, Y COMO TODOS LOS IMPUESTOS ENRIQUECEN AL GOBIERNO, NO A LOS CIUDADANOS


SI EL GOBIERNO ES CORRUPTO,  PEOR TODAVÍA


LA LECHE DURANTE LA ''CRISIS'' QUE TERMINÓ CON EL GOBIERNO DE FERNANDO DE LA RÚA SE VENDÍA A 39 CENTAVOS Y HOY SUPERA LOS 7 PESOS, EL PAN COSTABA 50 CENTAVOS A UN PESO EL KILO, Y HOY ESTÁ ENTRE 15 Y 25 PESOS


LA CARNE VACUNA RONDABA LOS 2,50 PESOS  POR KILO Y HOY RONDA LOS 40, EL POLLO ESTABA A UN PESO EL KG Y HOY RONDA LOS 15 PESOS


ESTO DEMUESTRA CLARAMENTE QUIEN SE QUEDA CON ''LA PLATA'' DE LOS CIUDADANOS ARGENTINOS :  EL ESTADO Y SUS CORRUPTOS FUNCIONARIOS


28/07/2013



ARGENTINA - ''MODELO KIRCHNERISTA'' :


LA LECHE ESTÁ CARÍSIMA, PERO LOS PRODUCTORES PIERDEN DINERO


La mala leche de la industria láctea


La crisis del sector lechero no encuentra solución para el Gobierno.

Se produce 10 % menos que en 2012 y en los últimos cinco años hubo aumentos de precio de más del 300 %.

La industria lechera nacional está atravesando por una de sus peores crisis.

Aunque, esta situación no es nueva.

Los argentinos ya nos hemos acostumbrado a ver como los tamberos tienen que tirar la leche antes de comercializarla porque no es rentable el negocio.

Para colmo, ese alimento tampoco puede ser repartido entre los sectores de bajos recursos porque no se pueden cubrir los costos de pasteurización y refrigeración necesarios.

Justamente, el sector lácteo es uno de los que viene atravesando muchos problemas por las pésimas políticas implementadas por el Gobierno Kirchnerista, que está totalmente decidido a abandonar uno de los pilares fundamentales de la economía nacional con la inflación comiéndole los talones.

''Hay una menor producción de leche en el país, entre un 8 % o un 10 % menos comparado con el año pasado''  dijo a Hoy el Vicepresidente Segundo de la Federación Agraria Argentina (FAA), Guillermo Giannasi.

''Y lo que es más notable es que hay una enorme distorsión del 2008 hasta acá, profundizando diferencias, entre lo que cobra el productor y lo que paga el consumidor”, explicó.

Según explicó Giannasi, “desde el 2008 hasta acá, la leche aumentó un 317 % al público y subió un 257 % a los productores''.

''De acuerdo a lo mismo que le aumentaron al consumidor se tendría que estar cobrando a
3,20 pesos el litro, para que el productor alimente mejor a sus vacas y se tenga más producción de leche. Pero lamentablemente esto no se da y las políticas públicas son tan desacertadas que tenemos estas consecuencias”.

En la misma sintonía, el coordinador de la Mesa Nacional de Productores de Leche (MNPL), Julio Aimar, subrayó que “los insumos para el productor se mueven a precio de mercado y la leche está estatizada, con la fijación de precios que pusieron a los productos lácteos salidos de fábrica''.

Y agregó :

''Pero el consumidor ha tenido un alza en todas las góndolas que hace que la distribución sea totalmente distorsionada entre lo que llega al productor, al comercio y a la industria transformadora”.


La canasta golpeada


Además de la leche , otros productos de la canasta básica están golpeados por la espiral inflacionaria que sacude al país y que es ninguneada continuamente por las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

Sin ir más lejos, el diario Hoy advertía en sus ediciones anteriores que la situación actual es una consecuencia del fracaso del tan mentado congelamiento de precios que llevaron adelante las autoridades nacionales.

De hecho, algunos representantes de entidades de los consumidores coincidieron en destacar que, en la lista del Gobierno, abundan productos innecesarios y hay una clara ausencia de otros de mayor relevancia en las mesas argentinas :

“Hay solamente una sola presentación de harina y sólo dos presentaciones de azúcar”, decía a Hoy el titular de Consumidores Libres, Héctor Polino.

Frente a este panorama, en muchas tiendas de Argentina no solamente siguen notándose importantes faltantes en lo que respecta a aceites y azúcar, sino que ahora también hay quienes se mostraron preocupados por algunas ausencias en los derivados lácteos, como la manteca -que cada vez se consigue en envase más chico o la crema de leche.


La distribución, en la mira


Consultado sobre la ausencia de algunos productos lácteos en las góndolas, el representante de la Mesa Nacional de Productores de Leche, Julio Aimar, aseguró a Hoy que “es un problema de la industria transformadora que no tendrá la rentabilidad necesaria porque le habrán fijado un precio. Hace lo mínimo y necesario y nada más”.

E insistió: “es un problema de la industria y el comercio, porque la distribución es absolutamente despareja. Ése es el gran problema que tiene el productor, no se distribuye en función del esfuerzo que hace para participar de la cadena de la forma que participa”.

“Le hemos pasado al Gobierno absolutamente todas las medidas y acciones que entendemos que tienen que llevarse a cabo, pero el Gobierno no llama, hace caso omiso a eso y tiene un manifiesto desinterés por tratar esos temas”, resaltó Aimar.


El cierre de tambos también preocupa



Otro de los problemas derivados de las malas decisiones del Gobierno en lo que respecta al sector lácteo es el cierre de tambos, que sigue en franco aumento.

En diálogo con nuestro diario, Guillermo Giannasi explicaba que el porcentaje en los últimos diez años de administración Kirchnerista llega al 40 %, aproximadamente.

“El panorama es desalentador para los productores, porque la actividad en el tambo es muy sacrificada, hay que hacer mucho esfuerzo mucho sacrificio. Y al no tener rentabilidad se van a desprender de las vacas y van a sembrar soja, algo que motiva el cierre de tambos”, comentó el vicepresidente segundo de la Federación Agraria Argentina.

Lo cierto es que, según datos de la Mesa Nacional de Productores de Leche, en la actualidad quedan unos 10.500 tambos en todo el país (luego del proceso de liquidación de rodeos lecheros registrado en 2009/2010) y cerca del 30 % de la producción lechera proviene de tambos muy chicos, de hasta 2000 litros diarios.


En definitiva, estas estadísticas no hacen más que dejar en evidencia que desde la Casa Rosada apuntan a aniquilar una de las actividades más provechosas para la economía argentina, en una nación que se destacó siempre por la calidad de sus productos lácteos.


Aseguran que la producción de leche caerá todavía más




Horas atrás, una serie de estimaciones privadas indicaron que la producción Argentina de leche caerá por debajo de los 11.000 millones de litros (en el periodo Enero-Junio
cayó un 7 %).

“Se calcula que la producción caerá 2 % respecto a 2012”, dijo el Gerente de la Mesa Nacional de Productores de Leche, Manuel Ocampo.

Y agregó :

“Los costos han aumentado de manera notable, al tiempo que la recuperación del precio no ha seguido el mismo ritmo. Esta situación es consecuencia de la falta de una política de Estado previsible y a largo plazo”.

“La política intervencionista que aplicó el Gobierno nacional, mediante permisos de exportación y precios máximos ha generado un verdadero desastre en el sector lechero al cual se le impide mostrar su verdadero potencial'' concluyó.

(Fuente : diariohoy.net)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada